Anoche presentamos la selección definitiva de las propuestas recabadas en los diferentes encuentros y de la estrategia seguida por la Corporación para la materialización de las mismas. Antes, se explicó pormenorizadamente las propuestas rechazadas, en base a su no viabilidad técnica.

Con las propuestas seleccionadas, se han establecido unas serie de programas o líneas estratégicas, que en función de su naturaleza, son las siguientes: programa de intervención arquitectónica y paisajística, programa de dinamización social y económica y, por último, el programa de mejora de la oferta turística y cultural. Cada programa se desarrollará por proyectos cuyo punto de partida serán las propuestas seleccionadas y adscritas a ese programa en concreto. De esta manera, los proyectos esbozados para el desarrollo de todas las propuestas (cuyo número figura entre paréntesis) son los siguientes:

PROGRAMA DE INTERVENCIÓN ARQUITECTÓNICA y PAISAJÍSTICA

  • Intervención Arquitectónica (41)
  • Mejora De Los Espacios Verdes (5)

PROGRAMA DE DINAMIZACIÓN SOCIAL Y ECONÓMICA

  • Recuperación Y Dinamización Del Mercadillo Dominical (3)
  • Reactivación Comercial del Entorno Arquitectónico (2)

PROGRAMA DE MEJORA DE LA OFERTA CULTURAL Y TURÍSTICA

  • Oferta cultural (4)
  • Actividad turística (3)

El concurso arquitectónico

Dada la diversidad y la cantidad de propuestas de actuación arquitectónica, la convocatoria de un concurso abierto que tenga como base principal resolver las propuestas ciudadanas, aportaría visiones novedosas e interesantes que enriquecen el proceso participativo y la solución final.

Podemos equiparar la redacción de las bases del concurso a la formulación de la pregunta a la que después responderán los profesionales con sus propuestas. El proceso conjunto de reflexión, diálogo y debate entre administración, profesionales y ciudadanía, nos ha permitido recapacitar sobre la construcción del espacio y su papel en la mejora de la cohesión social. De esta manera, las propuestas seleccionadas constituyen la base en el pliego de condiciones y se convierten en las bases fundamentales del concurso.

De acuerdo a la propia naturaleza de estos concursos, la responsabilidad a la hora de valorar las diferentes alternativas y juzgar la que responde de manera más apropiada a los requisitos condensados en las bases ha de recaer en el jurado. En este caso, el jurado eligirá los tres proyectos finalistas, atendiendo a razones técnicas y presupuestarias.

Por último, las tres propuestas seleccionadas como finalistas por el jurado serán sometidas a una votación popular, tras la correspondiente explicación y exposición pública de los equipos redactores.

De esta manera, será la ciudadanía del municipio quien elija finalmente el proyecto ganador.

El calendario establecido para el desarrollo del Concurso arquitectónico es el siguiente: